SinnombreRecargado: Foro de Rol

Dando el rol desde el 2007


No estás conectado. Conéctate o registrate

*La escuelita*

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente

Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 11.]

101 Re: *La escuelita* el Dom Sep 06, 2015 7:57 pm

Digilab

avatar
Divinidad del spam
Elsa y Mukuro tienen mas de 10 puntos, asi que ya entran al tema
----

Dia 1, Elsa

Antes del festival

Nuestros padres se fueron a un evento en Canterlot, mientras que mi hermano y yo nos quedamos por que teniamos deberes en la escuela, asi es ya era momento de entrar tal como ellos cuando eran potros/potrancas, yo soy muy atenta en las clases pero Jack se distrae mucho, incluso lo han castigado por eso, hago las cosas bien

Cherilee: Muy bien lo que haran es trabajar en equipos de dos para comenzar a dibujar entre ustedes

Me fue un poco dificil buscar una pareja o algun otro potro con quien trabajar, al poco rato vi que todos ya tenian pareja hasta Jack, el me llamo para que trabajara con ellos pero escuche mi nombre por parte de Mio y Ritsu (Antes de que obtuvieran su cutie mark)

Elsa: Lo siento Jack, pero... *baje la cabeza un poco*
Jack: No te preocupes, ve con ellas

Ritsu es muy energetica mientras que Mio es reservada como yo, ese dia descubri que podia hacer escarcha como mi madre y Jack, asi que tome un poco de ventaja e hice algunas esculturas de nieve usando como modelo a Ritsu y Mio, todo iba bien hasta me elogiaron un poco

Mio: Creas nieve!
Ritsu: *-* Genial!
Elsa: De hecho tambien Jack puede hacerlo
Mio: En serio? o.o Aaaah es cierto, aquel dia que me defendio n.ñ *baja su cabeza un poco*
Ritsu: Y lo castigan seguido por eso
Mio: Si, como a ti por usar las baquetas en el salon
Elsa: *rie un poco* Son divertidas

----

Dia 1, Mukuro

Takeshi se fue a acompañar a Luka a Canterlot, bueno yo me quede un poco solo, a decir verdad siento que hago mal trio con ellos, asi que entre a la escuela, no sabia si iba hacer amigos o enemigos.

Antes de entrar vi a un grupo de potros molestar a dos potrillos, ellos les hacian burla, yo me interpuse y les hice frente a ese grupo, me concentre y trate de usar una ilusion para confundirlos pero no paso nada, asi que aquel grupo nos golpeo a los 3

Nosotros no fuimos los que buscamos pleito pero nos castigaron, nos quedamos afuera del salon

Chikusa (Ponie Normal): No debiste defendernos
Mukuro: Eso ya no importa
Ken (Ponie Normal): ¿Que es lo que tratabas de hacer? ¿Magia?
Mukuro: Si hubiera querido usar Magia, lo hubiera hecho, queria probar algo que lei de un libro, crear una Ilusion
Chikusa: Pero para hacer eso necesitas de mucho entrenamiento, aun asi gracias
Ken: Seee, no hiciste mucho y recibiste una paliza con nosotros
Mukuro: Un ojo morado no es nada *observa sus flancos* Ustedes ya tienen una cutie mark, ¿cual es su talento?
Chikusa: Se usar de diversas maneras el yo-yo
Mukuro: Mhhm que extraña habilidad
Ken: Se lanzar diversas cuchillas y a veces doy en el blanco, otras no
Mukuro: Y por que no usaste esas habilidad para defenderte?
Ken: No eran aptos para que los venciera con ellas
Mukuro: Bueno supongo que no queda otra que irme
Chikusa: Hey, donde vives?
Mukuro: Por que quieren saber eso?
Ken: Nos defendiste y ahora nosotros seremos tus seguidores
Mukuro: No necesito de tal cosa, son libres de hacer lo que quieran
Chikusa: No para nosotros, tenemos un codigo y vamos a respetarlo
Mukuro: *comienza a caminar* Hagan lo que quieran


_________________





Ver perfil de usuario

102 Re: *La escuelita* el Dom Sep 06, 2015 11:11 pm

spyracleta

avatar
Dafnelia
Pasan un par de meses más y Hope resulta haber estado embarazada de Holly, a quien da a luz. La pequeña potra es cuidada con mucho esmero por sus padres, pero sobre todo por Storm. Como la pequeña ha nacido ciega, él se hace la promesa de fortalecerse para poder cuidar de ella.

Storm sale temprano en la mañana de su cabaña; está a unos metros de distancia cuando escucha que lo llaman desde la casa.

Blizzard: Storm.
Storm: *se detiene y voltea* Sí, padre.
Blizzard: *lo mira serio* No vayas muy lejos hoy: habrá una fuerte tormenta de nieve.
Storm: No te preocupes, no me pasará nada.
Blizzard: Sé que no, pero es mejor prevenir.

Storm asiente y sigue su camino. Él entrena un largo rato a solas hasta que ve en el cielo una extraña acumulación de nubes.

Storm: La tormenta se aproxima, y será bastante fuerte. Es mejor volver ya.

Él ya está camino a su casa cuando detecta algo anormal en la nieve a varios metros de distancia. Por lo mismo, se desvía de su camino y acerca a investigar.

Storm: Son pisadas de pony, pero no las reconozco... también hay pisadas de perro y el rastro de un trineo. *mira la dirección hacia donde se dirigen* Oh, no: van hacia la tormenta...

Él decide seguir el rastro. Como veinte minutos después, la tormenta inicia; él aguanta bien el frío pero empieza a perder visibilidad, así que usa sus habilidades para manipular la nieve que vuela en el aire y mejorar su visión. Como media hora después ve un extraño bulto a la distancia así que se acerca caminando mientras sus patas se entierran como medio metro en la nieve. Al llegar ve a dos ponies: un unicornio y uno normal, junto con un perro y su trineo. Ellos se ven perdidos y están muriéndose de frío.

Storm: ¡Oigan!

El pony normal lo mira con trabajos, y lo mismo hacen el unicornio y el perro.

Storm: ¡No deberían estar aquí! *mira alrededor y de nuevo a ellos* ¡Síganme! *sujeta las riendas de su trineo con su magia*

Él empieza a caminar y es seguido por los otros tres; como cien metros más adelante llegan a una cueva y se meten dentro para tener refugio. Storm está bien pero los otros tres lucen muy afectados por el frío.

Storm: *se acerca a ellos y se sienta a su lado* No sé cuánto tiempo tardará en quitarse la tormenta.
Pony normal: *murmura mientras tiembla* Gracias... ¿cuál es tu nombre?
Storm: Me llamo Storm.
Pony normal: A mí llámame Kaito... *lo mira bien* Eres solo un potro... estás más descubierto que nosotros y sin embargo no estás temblando. Tengo dos hijos que son más o menos de tu edad, a ellos tampoco les afecta el frío ni a su madre pero por desgracia yo no soy así... *le sonríe un poco* Seré padre de nuevo dentro de poco tiempo y tal vez mi bebé sea como ellos. *cierra los ojos y sigue temblando*
Storm: *lo mira fijamente y luego frunce el ceño y mira al frente* Tengo que sacarlos de aquí. Mi casa no está muy lejos, iremos allá.
Kaito: ¿Qué?
Storm: Síganme, no se separen.

Storm vuelve a tomar las riendas del trineo y todos salen de la cueva. A Storm no le cuesta trabajo orientarse en medio de la tormenta, pero constantemente mira hacia atrás para ver al grupo; se da cuenta que Kaito se está retrasando.

Storm: *se acerca al jefe de Kaito* Tome esto, y siga caminando hacia el frente. *le da las riendas del trineo y luego se acerca a Kaito* ¿Todo bien?
Kaito: N-no si-siento mis cascos...
Storm: *se pone a su lado y lo ayuda a caminar* Resista, no falta mucho.

Finalmente ellos ven humo salir de algún lado; después ven un gran bulto oscuro y ese bulto toma forma de una cabaña. Storm los guía hacia allá y abre la puerta para que entren.

Storm: ¡Madre!

Lovely Hope se acerca y lo ve con los recién llegados; ella se sorprende pero corre a ayudarlos a entrar y a atenderlos. Minutos más tarde Kaito, su jefe y su perro están sentados frente al fuego de una chimenea con cobertores secos; ellos siguen temblando pero Hope les acerca bebidas calientes.

Hope: Aquí tienen.
Kaito: Gracias, señora...
Jefe: Gra-achú! Mad
Hope: Salud. *sonrían* No me agradezcan a mí, agradézcanle a mi hijo Storm.

Storm está quitándose la capa y la cuelga en el perchero cuando por la puerta entra Blue Blizzard y lo ve.

Blizzard: ¡Storm! ¿Dónde estabas? ¡Fui a buscarte! ¡Te dije que no te alejaras!
Storm: Y te hice caso, padre, pero encontré a dos viajeros atrapados por la tormenta.
Blizzard: *voltea hacia la chimenea y los ve* Entiendo. Bien hecho entonces.
Storm: Gracias.
Blizzard: *vuelve a mirarlo y muestra algo de sorpresa* Tu ayuda fue recompensada.
Storm: ¿Eh?

Él nota que Blizzard mira su flanco así que voltea: ahí ve una Cutie Mark de una espada.

Storm: Esto es...
Blizzard: Tu Cutie Mark.
Storm: Lo sé, pero: ¿una espada?
Hope: *se acerca y lo ve* ¡Felicidades, Storm! *lo abraza con cariño*
Storm: Gracias. *se queda pensativo mientras lo abraza* Una espada. ¿Qué significa?
---

¿Me califican porfas? Lol

Ver perfil de usuario

103 Re: *La escuelita* el Mar Sep 08, 2015 10:22 pm

Lev

avatar
Divinidad del spam
Storm es todo un warrior >:)
Gana su cutie mark

Comisión: $50


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

104 Re: *La escuelita* el Mar Sep 08, 2015 11:38 pm

Lev

avatar
Divinidad del spam
Sigo

Jackson

Me recuperé rápido del golpe y mis amigos y yo seguimos buscando nuestras cutie marks. Días después Key obtuvo la suya al atender una herida de Minkar y era de esperarse ya que él siempre sabía como curar cualquier raspón o enfermedad que tuvieramos. Así que solo quedabamos Minkar y yo.

- ¿Cuál crees que sea mi habilidad? - me preguntó ella mientras esperabamos a Key acostados en el pasto viendo como los pegasos despejaban el cielo.
- Tal vez la de hablar mucho y gritar muy fuerte-
- ¡Oye! - me dio un golpe con su ala y yo reí.
- No lo sé, - suspiré. - Ni siquiera sé cuál es mi habilidad...

Ambos nos quedamos callados unos momentos hasta que escuchamos el aleteo de Key. Alzamos la cabeza para saludarlo pero él se veía como si tuviera prisa.

- Lo siento chicos, no podré salir hoy con ustedes, - nos miró con tristeza. - Entre a trabajar al hospital con el turno de la noche y hay muchos ponies en espera.
- ¿Y qué haces aquí si hay tanto trabajo? - no entendí por qué se había molestado en venir a avisarnos. Al otro día nos hubiera explicado y ni Minkar ni yo nos habríamos molestado.
- No quería dejarlos esperando, - sonrió un poco y luego se despidió para alejarse volando rápidamente. Escuché a Minkar suspirar y la voltee a ver.
- ¿Y ahora qué hacemos?
- Vayamos a ver si algún puesto necesita ayuda.

Caminamos por las calles de Ponyville preguntando en los puestos de comida si necesitaban ayuda pero todos estaban bien. Finalmente encontramos un puesto de crepas dulces donde necesitaban ayudantes y nos apuntamos para el trabajo.

- Y así es como se hace una crepa, - nos sonrió el encargado. A mí me pareció muy fácil y me acomodé en una de las tres planchas para empezar a hacer la mía.
- ¡Estoy listo! - dije emocionado mientras hacía todo lo que el encargado nos había dicho. Voltee a ver a Minkar quien revisaba si estaban todos los utensilios. - Eres muy lenta, Minkar.

Decidí molestarla mientras ponía un poco de la mezcla en la plancha, tomé el palito especial para esparcirla y... oh-oh, ¡era todo un desastre! No podía esparcirla bien por toda la plancha y quedaban huecos por toda la crepa. Voltee a ver si Minkar estaba haciendo el mismo desastre que yo para reírnos un rato pero me quedé boquiabierto: ¡ella estaba haciendo crepas perfectas! Incluso el encargado estaba sorprendido por su habilidad, parecía que llevaba años haciendo crepas.

Y sucedió algo extraordinario... al menos para Minkar. Su flanco brilló por un momento y de pronto había una cutie mark en el.

- ¡Minkar! ¡Obtuviste tu cutie mark! - grité emocionado. Comenzaba a llegarme un olor a quemado y me di cuenta que venía de mi plancha. - ¡Mi crepa!

Mientras yo limpiaba el desastre que había hecho escuché como el encargado le ofrecía empleo a mi amiga y ella aceptaba contenta. Sonreí porque de verdad estaba contento por ella... pero luego recordé que yo aún no obtenía mi cutie mark y baje la mirada pensativo.

- - -

Silver

Mientras estaba recostado junto al lago recordé otra ocasión en la que intenté encontrar mi habilidad.

Flashback

Venimos a visitar de nuevo a los amigos de mis padres. Me causó cierta gracia ver como mi mamá y su amiga estaban esperando potro al mismo tiempo, aunque parecía que su amiga llevaba menos tiempo que mamá.

Mi padre platicaba algo con el unicornio macho y luego los vi levantarse y salir por la puerta trasera de la cocina.

- ¿Quieres venir Silver? - preguntó mi padre y yo asentí rápidamente. Por mucho que amo a mi mamá no quería quedarme a escuchar sus pláticas sobre mamás y cuidados de bebé, así que me apresuré a alcanzar a los adultos.

En la parte trasera de la casa había un pequeño taller con muchos electrodomésticos y máquinas aún más grandes que no sabía para qué eran. Vi al unicornio acercarse a la mesa donde estaba un reloj antiguo desarmado.

- Llevo días intentando arreglar este reloj pero no he podido encontrar qué es lo que falla, - torció la boca.
- Es un reloj antiguo, Sand, ya mejor deberías tirarlo y comprarte uno nuevo con los numeritos brillantes, - mi padre dijo con su actitud alegre de siempre.
- Pero es una antiguedad y podría venderla a muy buen precio, - se me vino una idea a la mente y me acerqué con seguridad.
- ¿Puedo intentar repararlo?

Ambos me miraron con un poco de sorpresa y Sand dijo que no había problema. Miré todas las pequeñas piezas intentando descifrar el lugar en el que debían ir y comencé a trabajar. Mi padre y su amigo platicaban a un lado de mi sobre la última carrera de los Wonderbolts, estaba atento a lo que decían sin desconcentrarme de lo que esta haciendo. Luego de unos minutos de intentar ensamblar los engranes y los pequeños tornillos, me desesperé y mejor me acerqué a mi padre un tanto molesto.

- ¿Qué pasó? ¿Lograste arreglarlo? - pregunto mi padre curioso. Yo desvié la mirada y negué.
- Son demasiadas piezas y muy pequeñas, - San rió ante mi comentario y me dio unos golpecitos con su casco en la espalda.
- Te entiendo, Silver. Reparar cosas o crearlas no es un trabajo sencillo, pero no te preocupes, tal vez tu padre tiene razón y no hay manera de arreglarlo.

Ambos caminaron de nuevo a la casa mientras yo los seguía en silencio. ¿Cuándo encontraría mi habilidad y conseguiría mi cutie mark?

Fin del flashback

Shadowtool fue quien terminó reparando el reloj y su padre decidió colgarlo en la sala de su casa en lugar de venderlo.


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

105 Re: *La escuelita* el Vie Sep 11, 2015 10:38 pm

Digilab

avatar
Divinidad del spam
Dia 2, Mukuro
---

El Unicornio se ha alejado un poco de Takeshi para entrenar solo, bueno junto con sus dos "aliados" los 3 se encuentran alejados cerca del bosque everfree

Ken: *lanza un par de pequeñas navajas hacia Mukuro* Espero que puedas esquivarlas

Mukuro desvia su mirada y centra su vista en las pequeñas navajas, trata de desviarlas usando un hechizo pero solo logra detenerlas a unos centimentros de su rostro

Chikusa: ¿Qué es lo que quieres lograr?
Ken: Eso no se vale, se supone que debias esquivarlas no detenerlas
Mukuro: No era mi intención detenerlas, sino que tu te distrajeras pero eres rápido para lanzarlas
Ken: Je, nada puede distraerme
Mukuro: *piensa un poco* Aquí en el bosque se puede entrenar, me ayudaría a mejorar un hechizo de ilusión, Chikusa trata de golpearme con tu yoyo, yo tratare de distraerte de alguna forma
Chikusa: ¿estas seguro?
Mukuro: *se pone en guardia* Claro *cierra los ojos y piensa en un hechizo*

Mientras el otro ponie lanza su yoyo rápidamente, golpeando a Mukuro en el rostro, haciendo que este se distraiga, al levantarse logra ver su reflejo cerca del lago, ve su ojo morado

Mukuro: *suspira* Creo que debo estudiar un poco mas
Chikusa: *agacha su cabeza* lo siento mucho, merezco un castigo por lo que te hice
Mukuro: *sonríe un poco* No es necesario, yo fui el que fallo, ahora debo ir a revisarme, los veo mañana

Dirigiéndose al medico, Mukuro accidentalmente choca contra otro unicornio, este no le da tiempo de ver el rostro del unicornio, es empujado al suelo por un tonfa

Unicornio: Fijate por donde caminas
Mukuro: *alza su mirada* Pero tu me empujaste
Unicornio: *entre cierra sus ojos*
Mukuro: *lo mira fijamente*
Unicornio: Aun no eres un rival para mi ¡dense prisa!

Detrás de aquel unicornio se ve a varios ponies que llevan un similar uniforme como el de aquel unicornio, todos lo siguen mientras se burlan de Mukuro

Mukuro: Nunca lo había visto por aquí
Ken: *se acerca a ayudar al unicornio* Es el comité interdisciplinario, con el que chocaste, su nombre es Hibari es el líder de aquel grupo, mantiene el orden del lugar a su manera
Mukuro: ¿mantiene el orden? Pero parece que alguien lo pondrá en su lugar, ¡Ken, Chikusa, sigan lanzándome sus mejores ataques!
Chikusa: ¿Y tu ojo?
Mukuro: No es nada

---

Dia 2, Elsa

Tenemos una nueva hermanita, su nombre es Anna, asi que mamá seguirá un poco indispuesta, asi que le pedi a papá que me llevara a su trabajo y tomaría el lugar de mi mamá por un dia o dos, el acepto asi que a la mañana siguiente me llevo con el al trabajo, me mostro lo que mama se encarga asi que no iba a ser difícil, como solo soy suplente estuve con papá a su lado, moviendo los botes y mezclando

Elsa: ¿lo estoy haciendo bien?
Kaito: Claro n.n sigue asi
Elsa: ok

Segui mezclando hasta que un dolor de cabeza me vino de repente, yo pare pero uno de los ponies trabajadores me apresuro, asi que mezcle lo mas rápido posible si dejaba de hacerlo la mezcla no serviría, comencé a ponerme nerviosa al ver que los demás estaban terminando asi que con un poco de miedo mezcle mas rápido pero me di cuenta que comencé a congelar el bote, me aleje de el y al chocar con una pared comencé a congelarla también, papá trato de tranquilizarme pero lo que tocaba comenzaba a congelarse

Kaito: Elsa, tranquila... mira ven aquí
Elsa: No, no! Si lo hago te congelare!
Kaito: *niega* No lo haras, solo te pusiste nerviosa debes tomar aire y estar tranquila

Un poco de aire frio comenzó a sentirse en el negocio, me di cuenta que yo lo había provocado mire la cara de preocupación de papá y lo abrace con fuerza, el hielo comenzó a deshacerse


_________________





Ver perfil de usuario

106 Re: *La escuelita* el Vie Sep 11, 2015 11:15 pm

Krystal

avatar
Divinidad del spam
~Match POV~

Mi familia es muy deportista así que era natural que mi Cutie Mark estuviera relacionada con el deporte, aunque no me fue tan sencillo conseguirla.

Cuando todavía no la tenía, durante una cena le comenté a mis padres y a mi hermano mayor que quería ganarla y ellos aceptaron ayudarme. Temprano al día siguiente, mi papá me llevó a la cancha de fútbol.

—Le pedí al entrenador que te ayudara —dijo él.
—Gracias, papá.
—¡Así que aquí está el camarón!

Vi que un pony macho excesivamente musculoso y gritón se acercó a nosotros.

—¿Camarón? —pregunté confundido.
—¡Sí! ¡Yo sólo veo un pequeño camarón debilucho! —me habló muy fuerte en la cara y me daba la impresión de que escupía al hacerlo, ¡ugh!
—¿Puede ayudarlo, entrenador? —preguntó mi papá.
—¡Veré qué puedo hacer para que el camarón se convierta en un feroz tiburón! —respondió sin dejar de gritar.

A partir de ahí comenzó la tortura: me hizo correr alrededor de la cancha "hasta que él se cansara de mirarme", luego empecé a hacer flexiones, sentadillas y otras pruebas de resistencia. Para cuando terminé, sentía todo el cuerpo entumecido.

—¡Es hora de patear el balón! —gritó él.

Me colocó de vista a la portería, donde otro pony portero esperaba a que empezara a hacer tiros.

—¡Más te vale meter ese balón en la red, camarón! —me exigió el entrenador sin bajar ni un momento el volumen de su voz.

Yo empecé a patear el balón, pero mis patas ya no me respondían: comencé con un tiro muy débil que el portero atajó de inmediato, el siguiente tiro fue igual y al siguiente caí al pasto porque ni le di al balón y perdí el equilibrio.

—¡Con fuerza!

Usé todas mis fuerzas para patear en el último intento: el tiro fue potente y directo... al cielo: saqué el balón de la cancha.

—¡Así no! ¡El fútbol no es para ti! —gritó él, malhumorado.

Me sentí avergonzado y mejor decidí volver con mi papá. Al volver a casa les platiqué cómo me fue.

—¡Ja, ja! ¡Qué torpe! —dijo mi hermano mientras reía.
—Silencio por favor, Slapshot —lo regañó mi madre y luego me miró—. Mañana probarás suerte conmigo.
—Está bien... —dije con cansancio. Lo único que quería en esos momentos era dormir.

Ver perfil de usuario

107 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 12, 2015 2:16 am

Lev

avatar
Divinidad del spam
Jackson

Una noche tranquila mientras pensaba en otras formas de conseguir mi cutie mark sucedió algo terrible. Un tornado se acercó a Ponyville y todos los ponies corrieron a refugiarse. Yo pude ver como los miembros del Escuadrón comenzaron a moverse para alejarlo. Yo me asusté porque el tornado se dirigía hacia mi hogar.

- ¡Jackson! - Minkar se acercó hacia mi y me veía preocupada. El viento comenzaba a soplar más fuerte y ella se cubría el rostro. - ¡Se dirige a casa! ¡¿Y si no lo pueden desviar a tiempo?!

Eso me hizo reaccionar. Debía hacer algo o nuestro hogar quedaría destruído. No lo pensé dos veces y volé rápidamente hacia el tornado. Escuché a Minkar gritar mi nombre pero no me detuve si no hasta estar a una distancia prudente del tornado.

El aire era demasiado fuerte que tenía que hacer fuerza para que no me jalara a su interior.

- ¡No dejaré que destruyas nuestro hogar!

Comencé a aletear con fuerza para alejarlo. Sabía que mi idea parecía inútil, y por un momento pensé que lo que estaba haciendo una tontería, pero tenía que hacer algo para alejarlo. De pronto sucedió algo fantastico. ¡Cada que aleteaba con fuerza aparecían pequeños tornados que se estrellaban en el tornado gigante! Y lo más impresionante era que el tornado parecía retroceder con cada par que chocaban en el así que comencé a aletear con más fuerza determinado a hacer que cambiara de dirección.

Finalmente después de intentar varias veces el tornado cambió de dirección como lo tenía en mente y me dejé caer al suelo agotado. Las alas me dolían demasiado y el cuerpo también... pero mis alas sentía que se iban a desprender.

- ¡Jackson! ¡Jackson! - escuché a Minkar gritar pero estaba demasiado cansado como para voltear. Luego de unos segundos se detuvo frente a mi y me veía muy asustada.
- ¿Estás bien? ¿Estás herido? ¿Qué sucedió? - de pronto ella tomó aire sorprendida y pensé que mis alas se me habías caído. Cerré los ojos esperando la terrible noticia pero fue algo completamente diferente. - ¡Tu cutie mark!
- ¿Qué? - levanté con dificultad la cabeza y la giré. Y ahí estaba: mi cutie mark en forma de tornado. Al fin había encontrado mi talento. Supongo que la emoción y el cansancio no se llevan porque luego de verla perdí el conocimiento. <- lol

Tiempo después cuando abrí los ojos me di cuenta que estaba en el hospital y que Key era quien me atendía.

- Que bueno que ya despertaste, - él sonrió mientras checaba lo que los médicos checan.
- ¿Cómo llegué aquí? ¿Qué sucedió con el tornado?
- Minkar te trajo inconsciente y el Escuadrón Estelar se encargo de eso, - yo suspiré aliviado. - Por cierto, felicidades por tu cutie mark. - Key volvió a sonreír contento.
- Gracias, amigo, - le devolví la sonrisa.

- - -

Silver

Tal vez si hubiera pensado un poco más me hubiera dado cuenta que mi cutie mark tenía mucho que ver con mi fuerza. Siempre fui más fuerte que los demás pero yo creía que era porque me ejercitaba para poder entrar a los Wonderbolts, ya que en ese tiempo era fan de ellos, pero mi fuerza más bien era mi habilidad especial.

Flashback

Era día de competencias en la escuela, un día muy esperado para muchos pero no para mí. Odiaba las competencias porque solo sirven para aumentar el ego de los ponies.

Las competencias comenzaron pero yo no participé en ninguna, simplemente miraba a mis compañeros dar lo mejor de ellos para quedar en primer lugar... lo malo era que siempre ganaba Scott Blast, un pegaso arrogante y muy competitivo.

Finalmente llegaron las carreras y primero participaron unicornios contra ponies de tierra. Mientras se preparaban para comenzar Scott Blast se me acercó y comenzó a molestarme.

- Parece que el pequeño Silver tiene miedo de perder, es por eso que no entró a ninguna competencia, - sus tontos amigos rieron y le hacían cumplidos. Yo lo ignoré y seguía mirando a los ponies calentar antes de la carrera. - ¿Qué pasa? ¿Te comió la lengua el murciélago?

Sus amigos volvieron a reír mientras mi paciencia se agotaba con cada palabra que salía de su boca. Finalmente me harté de estarlo escuchando y me voltee hacia él serio y un tanto molesto.

- ¿Por qué no te vas a jugar con tus amigos a otro lado? - Mi comentario le ofendió y se acercó a mi intimidante pero a mi no me afectaba su postura recta y alas abiertas.
- ¿Me estas corriendo, enanito? - Siempre usaba ese tipo de apodos para todos porque era el único potro que había conseguido su cutie mark hasta ese momento. Yo sonreí de lado y lo miré desafiante.
- ¿Te molesta que te digan que hacer? - Nadie se había atrevido a "retarlo" por miedo o algo, pero a mi la verdad ya me había desesperado y no lo estaba retando realmente pero él lo tomó así.
- Te crees muy listo ¿no? ¡Bien! Te reto a ganarme en la carrera y si no lo haces, - sonrió de forma burlona. - te llamaré "cobarde" por el resto de tu vida.

Acepté el reto pero no por miedo a que me llamara así sino porque ya era hora que alguien lo pusiera en su lugar. La competencia de unicornios y ponies de tierra terminó y era hora de la carrera de pegasos, así que todos los alados nos preparamos y nos alineamos para comenzar. Scott se puso al lado de mi y me veía burlonamente y yo, como siempre, lo ignoré y miré hacia el frente.

La carrera inició y todos salimos en cuanto sonó el silbato. Debíamos dar cinco vueltas a la pista así que agité mis alas con fuerza y sin darme cuenta me adelanté a los demás pegasos a la tercera vuelta. A Scott no le pareció y usó su habilidad para ponerse delante de mí. Yo solo sentí la ráfaga de viento y me molesté porque él quería ganar haciendo trampa. Sentí que algo dentro de mí se encendió y mis alas se movieron a mayor velocidad y cada aleteada era amplia y con fuerza. Ya estaba en la última vuelta y aletee con más fuerza y finalemente crucé la meta.

Todos los ponies se acercaron a felicitarme por haber ganado y por haber conseguido mi cutie mark. Voltee a ver mi flanco y vi un rayo azul que parecía estar en llamas. Scott bufó molesto y se alejó con sus amigos detrás de él. A mi no me importó porque en ese momento estaba más emocionado y contento por haber conseguido mi cutie mark.

Fin del flashback

Miré mi flanco y sonreí recordando ese momento.

- - -

Al fin!! lol
Me califican? owo


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

108 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 12, 2015 12:20 pm

spyracleta

avatar
Dafnelia
Ya quedaron Lev lol.

Ver perfil de usuario

109 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 12, 2015 11:30 pm

Krystal

avatar
Divinidad del spam
~Match POV~

Al día siguiente acompañé a mi mamá a una gran piscina con techo donde se aprendía natación: ahí había ponys de todo tipo que se lanzaban al agua a nadar a gran velocidad. Yo comencé a sentirme nervioso.

—Lo harás bien —ella me animó.
—Pero ni siquiera sé nadar...
—No es tan difícil. Ven.

Ambos nos colocamos un gorro elástico en la cabeza para cubrir nuestra crin, fuimos a las regaderas y nos bañamos rápidamente antes de entrar: ¡el agua estaba helada! Y mi suerte no cambió al llegar a la piscina: ¡el agua estaba igual de helada! La toqué con mi casco y no me atrevía a entrar.

—¡Vamos, hijo! —me animó mi madre desde adentro.

Yo me paré sobre las escaleras con la intención de meterme poco a poco... pero mis planes no funcionaron bien cuando otro pony se lanzó cerca de mí y me mojó todo. Bufé algo molesto y me lancé también: afortunadamente ese lado de la piscina tenía poca profundidad.

—Bien hijo, ahora imita lo que hago.

Ella comenzó con ejercicios básicos para flotar: hasta eso, aprendí rápido. Luego, con ayuda de nuestras alas comenzamos a nadar.

—¡Muy bien! ¡Vas muy bien! —me felicitó ella.

Después de un rato ya había dominado la técnica. Por lo mismo, ella le pidió a otro potro que hiciera competencias conmigo... oh, problema. Ambos nos colocamos en un extremo de la piscina.

—En sus marcas... —dijo un entrenador que nos veía desde afuera— listos, ¡fuera!

Ambos comenzamos a nadar, y yo lo hice con todas mis fuerzas: yo llegué primero a la otra orilla pero, por las prisas, tragué agua al último momento y me detuve a toser, segundos valiosos que el potro aprovechó para llegar, dar la vuelta y volver.

—¡Vamos, Match!— escuché el grito de mi mamá.

Me repuse rápido y lo seguí: de nuevo nadé con todas mis fuerzas pero aun así él llegó primero. Yo estaba muy cansado: ¡la alberca me parecía enorme! Mi mamá se acercó a mí.

—Lo hiciste muy bien —ella me consoló—. Si sigues practicando, te volverás un experto.
—No te ofendas mamá, pero... creo que esto no es lo mío.

A lo mejor tenía la habilidad para nadar y tal vez si practicaba mucho me volvería un experto, pero la verdad no lo había disfrutado: creí que valía la pena esforzarme mejor en algo que me gustara.

—De acuerdo —ella lo entendió—: volvamos a casa.

~~~~~

Miku ya tiene 6 puntos.

~Miku POV~

Haber hablado con Saya la vez que vino a visitarme al castillo me había dejado pensando: por lo que escuché de ella, no había vivido una infancia muy distinta de la mía. No pude evitar recordar esos momentos...

Cuando era una pequeña potra estaba asomada al balcón, como siempre: desde ahí veía el amanecer, porque me gustaba levantarme temprano. El sol salía detrás de las montañas e iluminaba con suavidad a Sym-pony, la aldea donde nací: las casas, los negocios, las calles... todo me parecía muy hermoso, pero muy lejano para mí. Como princesa de Sym-pony, mi deber era estar dentro del castillo porque debía prepararme para reinar: tenía clases de todo tipo con distintos profesores y aprendía los protocolos reales, pero ese día... solo quería soñar.

Spoiler:



Comencé a describir mis sueños con una canción. Luego, escuché que alguien me llamaba detrás de mí.

—Miku.

Al voltear, vi que mi madre caminaba hacia mí.

—Buenos días, madre.
—Buenos días —ella me sonrió— ¿qué miras por la ventana?
—La aldea —sonreí.
—Es bonita, ¿no? ¿Cómo vas con tus estudios?
—¡Bien! estoy aprendiendo a cocinar.
—¡Excelente!

Me despedí de ella y fui a la cocina del castillo: las cocineras me ayudarían a hornear mi primer pay de manzanas. Ellas me dieron las instrucciones iniciales y, a partir de ahí, comenzamos a separar los ingredientes y a pesarlos para tener las medidas exactas. Yo hice todo con mucha atención y cuidado y, después de más de una hora, mi primer pay ya estaba listo. Mi madre se acercó a mí con curiosidad.

—¿Cómo te fue?
—No lo sé —admití nerviosa—. ¿Quieres probar?
—Me encantaría.

Ella cortó un pedazo y lo comió: yo sentía que mis patas temblaban pero me tranquilicé a mí misma. Luego, ella tragó el bocado y sonrió.

—¡Delicioso, hija!

Yo sonreí contenta y de inmediato pensé en algo: durante mis estudios me habían enseñado sobre las Cutie Marks de los ponys y las formas de conseguirlas. Volteé de inmediato a ver mi flanco pero éste seguía en blanco: el pay había salido bien, pero tal vez no era mi talento especial. Me decepcioné un poco pero decidí disfrutar del día y cortar mi propia rebanada de pay.

Ver perfil de usuario

110 Re: *La escuelita* el Dom Sep 13, 2015 2:10 am

Krystal

avatar
Divinidad del spam
~Jack POV~

Seguía en la búsqueda de mi Cutie Mark: de hecho, todos los que conocía ya la tenían, ¡qué frustración! Tampoco ayudaba que me gustara descansar acostado sobre las nubes pequeñas (las cuales podía manipular para que tiraran algunos cuantos copos de nieve) y me distraía fácilmente para jugar con potros más pequeños, sobre todo los que veía tristes o aburridos en las calles. Uno de esos días vi a un potro sentado frente a la puerta de su casa muy desanimado.

—¡Oye! —llamé su atención una vez que me acerqué volando— ¿Por qué tienes esa cara?
—Ayer tuve pesadillas —contestó—, desperté y todavía me asustan. ¿Y si vuelvo a tenerlas hoy en la noche?

No me gustaba la idea de verlo preocupado, pero pensé en algo que podría animarlo.

—Solo son sueños, ¡relájate! Tengo una buena idea para eso...

Más al rato, él estaba patinando feliz a mitad de la calle gracias a que yo había congelado el pavimento. Otros potros lo vieron y también se unieron al juego. Todos nos divertíamos hasta que un potro adulto muy gruñón resbaló y luego se puso a regañarnos, así que huimos de ahí. Los potros que venían conmigo reían felices.

—¡Gracias, Jack Frost! —el potro que había tenido pesadillas ahora se veía más animado.
—¡Cuando quieran!

Así pasaron mis días: de vez en cuando me encontraba con potros que habían sufrido pesadillas y estaban tristes por eso, pero lograba animarlos con mis habilidades. Al inicio de otro día, muy temprano en la mañana, mi hermanita Anna y yo esperábamos en la plaza: ella usaba abrigo porque yo se lo había pedido.

—¿Cuándo idemos, Jack? —preguntó mi hermana, quien todavía no podía pronunciar bien la letra "r".
—En cuanto llegue Mio.
—Ahh... —parecía impaciente pero sonrió al mirar a otro lado— ¡Ahí viene!

Mio llegó corriendo y se detuvo frente a nosotros agitada mientras recuperaba el aliento. Ella cargaba una mochila.

—Perdón por... tardarme... Al fin estoy aquí...
—No te preocupes —sonreí y vi la mochila con curiosidad— ¿Qué traes ahí?
—Ah, bueno... Creí que estaríamos al aire libre así que preparé sándwiches y traje cosas para un día de campo...

La verdad no se me había ocurrido: si llevábamos comida no tendríamos que volver tan pronto. ¡Fue bueno invitar a Mio!

—¡Excelente idea! ¡Vamos!

Ellas no sabían a dónde las llevaría: era sorpresa. Caminamos hasta dejar Ponyville y comenzamos a subir por una montaña.

—¿Iremos a las montañas nevadas? —preguntó Mio sorprendida.
—Sí, pero no se preocupen: no iremos muy lejos y es seguro.

Seguimos caminando media hora más hasta que llegamos a nuestro destino: un pequeño lago congelado.

—¡Guaaaaa! —gritó Anna mientras se acercaba corriendo a la orilla.
—Qué bonito —Mio también estaba impresionada: mi plan había sido un éxito.
—Sí, ¿verdad? —volé hacia el lago y me posé sobre el hielo— Lo vi cuando vine a buscar a mi papá. ¡Vengan, es seguro!

Mio tenía sus dudas para acercarse pero Anna no lo pensó dos veces y se metió en el hielo... solo para resbalarse: yo empecé a reír.

—Para poder patinar necesitan practicar su equilibrio.

Una vez que Mio estuvo sobre el hielo también, empecé a enseñarles cómo hacerlo: a ambas les costó un poco de trabajo al principio pero luego se movían con más libertad.

—¡Qué divetido! —gritó Anna.
—Sí... —dijo Mio. Su estómago hizo ruidos y ella se detuvo apenada— Lo siento, ya me dio hambre...
—Entonces comamos algo y luego volvemos —sugerí.
—Ouuu... —dijo Anna desanimada: ella todavía no tenía hambre.

Mio fue la primera en salir y se alejó a buscar su mochila. Yo miré de reojo y vi que Anna se alejaba, pero más hacia el centro del lago.

—Vamos, Anna —la llamé.
—¡Una vuelta más!

Sonreí pero luego tuve un mal presentimiento: comencé a escuchar que algo crujía.

—¡Anna, regresa!
—¿Eh?

Pasó lo que temía: por donde ella patinaba comenzaron a hacerse fisuras en el hielo.

—¡Anna, alto! ¡Te caerás al agua!

Patiné rápidamente hacia allá para detenerla pero fue una pésima decisión: el hielo también comenzó a fracturarse donde yo estaba así que me detuve a un par de metros de ella.

—¡Jack! —gritó ella. Al menos ya se había detenido.
—¡Eso, quédate así! ¡No te muevas o te hundirás en el agua!

Ella parecía entender perfectamente en el peligro en que estaba, pues me obedeció y no movió ni un músculo.

—Jack, tengo miedo...
—No te preocupes, estoy aquí...

El hielo era tan vulnerable que no me atrevía a tomar impulso sobre él para volar o lo rompería: tendría que acercarme con cuidado. Empecé a avanzar pero el hielo se rompía más, así que los ojos de Anna comenzaron a llenarse de lágrimas.

—¡Se está dompiendo!
—Anna —llamé su atención—: mírame a mí. No te asustes, esto es como un juego, ¿sí?

Miré de reojo una rama de árbol encorvada que estaba sobre el hielo, así que la tomé con mucho cuidado.

—Jack...
—Tranquila, piensa en cosas lindas: ¿qué te gusta hacer?

Anna comenzó a platicar sobre eso así que yo aproveché: de un movimiento, la jalé con la rama y la empujé hacia la orilla: desafortunadamente, mis movimientos bruscos rompieron el hielo bajo mis patas y caí al agua.

—¡Jack!

Comencé a hundirme rápidamente, como piedra: jamás se me había ocurrido aprender a nadar, a pesar de que sabía que Match Point hubiera podido enseñarme. Yo solo miraba cómo la abertura por la que caí se hacía más y más pequeña, así que me resigné: me ahogaría en cuestión de minutos. Cerré los ojos para esperar lo peor.

—Jack Frost.

Una voz que jamás había escuchado me hizo abrirlos de nuevo: frente a mí estaba una misteriosa Alicorn de piel oscura, con un largo cabello que parecía el cielo estrellado. En su flanco tenía una Cutie Mark de luna creciente. Me di cuenta que, aunque yo seguía flotando, me encontraba en un sitio oscuro y no en el agua, y no me asfixiaba.

—Jack Frost —volvió a hablarme— Permíteme presentarme ante ti: soy la princesa Luna.

¿La princesa Luna? ¿La hermana menor de la princesa Celestia? ¿Ella estaba hablándome a mí, un simple habitante de Ponyville?

—He visto lo que haces, Jack: traes dicha a los corazones de los potros y es justo lo que ellos necesitan. Vigilo sus sueños y me he percatado de que últimamente abundan las pesadillas.
—¿Pe... sadillas? —me di cuenta que también podía hablar.
—Yo no puedo ayudarlos a todos a enfrentar sus miedos —me explicó— así que necesito que tú seas mi guardián y les ayudes a combatir esos miedos. ¿Aceptas el papel que te asignado, Jack Frost?

Lo que ella me pedía parecía una gran responsabilidad, pero luego pensé en los potros: no podrían vivir felices si tenían miedo. ¿Y si ese miedo también se apoderaba del corazón de Anna?

—Acepto el papel, princesa Luna —respondí serio—. Seré su guardián.

La princesa asintió en respuesta, atrajo hacia ella con la magia de su cuerno la rama de árbol que yo había utilizado para salvar a Anna y comenzó a hacer un conjuro sobre él.

—Jack Frost, con este cayado te otorgo el poder que necesitarás para ser mi guardián. Cumple con tu deber para que los ponys vivan en armonía.

Ella me entregó el bastón y yo sentí como si él me jalara con fuerza hacia arriba: salí volando por el agujero del hielo y caí de pie sobre la nieve de la orilla del lago mientras tosía.

—¡Jack!

Mio se acercó a mí corriendo mientras me miraba preocupada. Anna llegó después pero noté que lloraba.

—¡Jack! —Mio llamó mi atención— ¡Qué pasó! ¡¿Estás bien?!
—S... sí.

Yo miraba todo muy confundido: ¿había sido un sueño o había pasado de verdad? Me di cuenta que sostenía el cayado y pensé que, tal vez, no habían sido alucinaciones. Dejé de pensar en eso cuando escuché a Anna llorar.

—Ya, Anna... —me acerqué a ella— Estoy bien, ¿ves?
—¡Tuve miedo! —me miró con ojos llorosos.
—No tienes por qué tener miedo: estás a salvo conmigo —la abracé con mis alas.
—¡Jack, tu flanco! —gritó Mio.

Volteé a mirar: tenía una Cutie Mark en forma de un copo de nieve que es llevado por el viento. Me di cuenta que había encontrado mi talento y sonreí.

---
Reportes:
1. http://sinnombre.hooxs.com/t830p75-la-escuelita#55943
2. http://sinnombre.hooxs.com/t830p90-la-escuelita#56004
3. http://sinnombre.hooxs.com/t830p90-la-escuelita#56055
4. éste

¿Me califican? :D :D

Ver perfil de usuario

111 Re: *La escuelita* el Dom Sep 13, 2015 2:19 am

Lev

avatar
Divinidad del spam
Pues ya que ando por acá lol
Jack obtiene su cutie mark :)

Comisión: $50


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

112 Re: *La escuelita* el Dom Sep 13, 2015 10:58 pm

Lev

avatar
Divinidad del spam
Doble post pero Ailee ya tiene 9 puntos

- - -

Ailee

Mi primer día de clases y ya veía a varios de mis compañeros con sus cutie marks. Eso me emocionaba y me daban más ganas de conseguir la mía pero no quería presionarme.

La maestra Cherilee era tan amable y atenta con nosotros que siempre organizaba actividades diferentes para desarrollar nuestra habilidad.

- Artes plásticas, - miré atenta la masita que se nos había proporcionado y las pinturas, pinceles y demás. - Nunca antes había hecho algo así, ¿cómo se hace?

Voltee a ver a mis compañeros y comencé a imitar sus movimientos. La masa estaba dura al principio y me costaba trabajo suavizarla pero luego de varios intentos la pude moldear y comencé a darle forma de una flor. Mientras trabajaba comencé a tararear una canción.

Al finalizar la clase vi mi trabajo y no pude evitar decir un "oh". Mi flor era un desastre y apenas si se le veía forma de una. Suspiré y miré mi "florecita" con una pequeña sonrisa.

- Supongo que las artes plásticas no son tan fáciles como se ven.


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

113 Re: *La escuelita* el Lun Sep 14, 2015 12:31 am

Sil

avatar
Divinidad del spam
Ya mas de 5 puntos, esto va a tardar xD

Primer dia, Helios

Mi primer dia de escuela, mamá fue a dejarme a la entrada, de ahí me encamine solo, entre al salón y era como me lo esperaba lleno de otros potros y potrancas, algunos tenían su cutie mark y otros no, vi a una pony de piel café claro y su crin tenia dos colores, asi que me sente junto a ella y me presente

Helios: Hola soy Helios
Pony: Hola, mucho gusto Helios, yo soy Ailee n.n
Helios: ¿primer dia de clases o ya habias venido?
Ailee: Primer dia y siento nervios, ya la mayoría tiene su Cutie Mark pero no tengo prisa de conseguirla
Helios: Yo tampoco la tengo

Detrás de ellos se ve a un unicornio con su piel de diversos colores de crin blanca

Discord (Esta disfrazado de Pony lol): *susurra* Con que Helios es el unicornio que aquel llamado Cobra quiso llevárselo, Mmmh ¿Qué tendrá de especial? Ya lo averiguare

Después la maestra Cherilee nos comenzó a dar una clase de Artes plásticas, vi que Ailee tomo masa para moldear sin embargo vi con que material trabajaría, de repente escuche a otro unicornio pedir a otros que fuera su modelo para una ´pintura, por su aspecto nadie le hacia caso asi que me ofreci

Helios: Yo me ofrezco sino te molesta
Discord: Que bien, gracias por ofrecerte, solo quédate quiero y te di-bu-ja-re, por cierto mi nombre es Disc... No puedo decirle mi identidad Discreción necesito para dibujarte, aaah si, si mi nombre es Dis.... Dis...
Helios: ¿Dizzy?
Discord: Dizzy! Exacto!
Helios: Yo Helios, ¿Cómo quieres que posa?
Discord: Veamos... una pose natural, se tu mismo

Terminada la clase, cada quien se fue a su casa pero yo vi a un grupo de ponies que tenían cutie mark rodear a Dizzy, me acerque a espiar y ellos se estaban burlando de su apariencia, se me hacia injusto que hicieran eso asi que les hice frente y recordé lo que papá me enseño, solo digamos que al recibir el primer golpe en mi rostro, Dizzy se transformo y tomo forma de un dragon con diversas partes diferentes de otros seres, eso los asusto y salieron corriendo

Helios: Esto no se vera bien cuando regrese a casa *ve su reflejo en la ventana*
Discord: pero esta justificado
Helios: Asi que no eres un potro como todos
Discord: Aaah si, lo siento pero quería saber que era asistir a una escuela y la única forma era ser/actuar como un potro, yo iba a ahuyentarlos pero me defendiste ¿por que no les devolviste el ataque?
Helios: Papá me enseño eso, se quien eres, eres Discord, lei sobre ti en un libro de la biblioteca, tu causaste Caos en ponyville
Discord: Aaah si, eso... fueron otros tiempos je... pero ahora soy bueno y debo serlo, para ser el hijo de una Alicornio no eres como crei que era
Helios: ¿y como creiste que era?
Discord: No lo se, otro potro presumido no se
Helios: *rie* Mis padres me enseñaron a ser humilde


_________________


Principalmente Cloud pero también puedo ser Angel, Jewel, VitaMin, Honey, Elfish, Gamer y Ryeoinsomia,

Firma creada por NileyJoyrus14


Ver perfil de usuario

114 Re: *La escuelita* el Lun Sep 14, 2015 4:20 pm

Krystal

avatar
Divinidad del spam
~Match POV~

—¿Renunciaste a nadar? No seas perdedor —me dijo Slapshot sarcástico.
—Él no es un perdedor —lo regañó mi mamá—, y ahora lo llevarás contigo.
—Ya qué.

Al día siguiente acompañé a mi hermano mayor a un estadio cerrado: era una pista de hockey. Él me presentó a sus amigos: todos eran altos y musculosos.

—¿El enanín quiere aprender a golpear el puck? —me preguntó uno mientras se burlaba.
—S-sí —bajé la mirada.

Me dieron las indicaciones básicas y me prestaron un uniforme: sería el guardameta. Patinar no era tan complicado, así que fui a la portería a defender. Inició la práctica y me parece que buscaban con quién desquitarse: los "pucks" o discos de hockey me golpeaban con fuerza y, más que intentar pararlos, intentaba defenderme de sus ataques mientras ellos reían.

—Suficiente, te toca patinar —me dijo mi hermano.

La cosa no mejoró: yo no sabía usar el palo y recibía constantes empujones. Uno de esos empujones me derribó al suelo y yo hice caer sin querer a otro pony con mi palo atravesado en el hielo, y el pony se enojó.

—¡Lo-lo siento! —me asusté.
—¡Estorbas mucho! ¡Vamos a pelear!

Sabía que era costumbre en el hockey ver peleas entre jugadores, ¡pero él me iba a dejar hecho puré! Por suerte, mi hermano intervino.

—¡Oye! ¡Nadie puede pegarle a mi hermano aparte de mí!

Ellos empezaron a discutir, así que yo me fui patinando discretamente a la orilla y huí de ahí: el hockey estaba descartado.

Más al rato estaba solo afuera de mi casa: tenía un par de moretones en las patas por el entrenamiento y eso me tenía malhumorado, así que para mejorar mi humor practicaba con una raqueta de tenis mientras hacía rebotar una pelota contra la pared y contestaba el rebote.

—¡Oye! ¡Qué bien!

Volteé a mirar quién me hablaba y me encontré con una bonita pegaso de colores cafés: sentí que me ponía rojo y que la mente se me ponía en blanco.

—¿Juegas tenis?
—¿E-eh? No, yo-yo...
—¡Deberías! —me animó— Se ve que tienes talento. Bueno, ya me voy, ¡adiós!

Ella comenzó a volar pero yo reaccioné.

—¡Espera! —le grité— ¿Cómo te llamas?
—¡Ritsu, adiós! —contestó antes de irse.

Ritsu... qué bonito nombre. Motivado por lo que me había dicho, compré una segunda raqueta y comencé a practicar con más seriedad, pero necesitaba alguien que jugara conmigo: fue ahí donde conocí a Jack Frost, un pegaso muy ágil que era un perfecto contrincante.

—¿Juegas, Jack?

Durante un recreo lo invité a jugar tenis. El partido inició y Jack se movía muy rápido, pero yo no me quedaba atrás. Después de un enfrentamiento muy reñido logré golpear la pelota de tal forma que Jack no alcanzó a contestarla, hice el último punto del partido y gané: me había divertido bastante.

—¡Match, mira!

Él señaló mi flanco: al voltear, ¡ahí apareció una Cutie Mark! Eran dos raquetas de tenis entrelazadas. Me sentí muy feliz y pensé que tal vez podría impresionar a Ritsu quien, para mi buena suerte, era mi compañera de clases.

~~~

~Miku POV~

Para pasar el tiempo, aprendí a hacer cosas creativas como pintar y otras artes plásticas, pero también cosas que no tenían que ver con ser princesa como hacer limpieza y costura: los sirvientes del castillo siempre me insistían que ellos podían hacerlo pero a mí no me molestaba aprender y eso me mantenía ocupada. La verdad no lo hacía mal pero aún así eso no me ayudaba a conseguir mi Cutie Mark.

Los días pasaban y no había nada nuevo en Sym-pony... hasta una tarde. Los mensajeros llegaron volando rápidamente al castillo: un gran dragón estaba en camino a Sym-pony y parecía muy molesto. Mi madre de inmediato pidió a los guardias que se desplegaran en la aldea y evacuaran a los habitantes: ella usaría su poder para intentar repeler al dragón.

—Madre —le hablé cuando los guardias se retiraron—: ¿en serio vas a atacar al dragón?
—Al parecer no hay alternativa —dijo ella seria—. Los dragones pueden ser muy peligrosos si están enojados.
—Pero... ¿y si se enoja más?
—Tú no te preocupes, hija: yo lo arreglaré.

Ella besó mi frente y se fue corriendo. Me quedé ahí pero sentía que su decisión no era lo correcto. Fui a asomarme al balcón para mirar todo.

El dragón no tardó en llegar: lanzaba llamaradas de fuego por la boca y aplastó un par de casas al posarse sobre ellas. Los unicornios guardias le lanzaron conjuros con sus cuernos, pero los dragones son muy resistentes a la magia (necesita ser muy poderosa) y por lo mismo esto no le afectó. Mi madre entró en acción: ella se acercó volando y creó un campo mágico para hacer rebotar las llamas, y luego lo atacó con su poder. Esto no daba muchos resultados y el dragón parecía molestarse más.

—¡Alguien saldrá lastimado si siguen así! —pensé en voz alta.

Mi instinto me decía que debía intervenir, así que abrí mis alas y volé rápidamente hacia allá: no tardé en llegar frente al dragón.

—¡Miku! —gritó mi madre al verme. La ignoré y me centré en nuestro atacante.
—Buenos días, señor dragón. Parece muy molesto: ¿qué le sucedió?
—¡¿Quieres saber qué me sucedió?! —él rugió con fuerza— ¡Un dragón intruso me echó de mi cueva y me quitó mi hogar! ¡Me dejó sin nada! ¿Sabes cómo se siente eso?
—Suena terrible... —contesté con mucha sinceridad—. ¿A dónde irá ahora?
—¡Yo qué sé!

Él no se calmaba y al parecer intentaría atacar de nuevo, así que cerré los ojos y comencé a cantar. Mi canción hablaba sobre ver las cosas positivas cuando algo salía mal. El dragón no atacó y comenzó a tranquilizarse.

—Soy la princesa Miku —me presenté una vez que podía hablar con calma con él—, y creo que sé cómo ayudarlo.
—Miku... —escuché a mi madre: ella sonaba insegura.

Guié al dragón a la parte trasera del castillo y de ahí a una cueva subterránea: era un sitio grande que yo había visitado un par de veces.

—¿Le parece un buen lugar para dormir?
—Falta un detalle —miró alrededor con mal humor—: no tengo joyas.
—¿Joyas?

Pensé en una solución: pedí que me esperara, regresé a mi cuarto rápidamente, tomé un cofre y volví con él. Lo abrí frente a sus ojos.

—Tengo estas joyas que me han regalado en mis cumpleaños o cuando hay visitas. Son muy valiosas pero, si esto lo hace feliz, se las daré con gusto.

Él me miró fijamente y las aceptó.

—Tienes razón: son la joyas más valiosas que he conseguido.
—¿Ah, sí? —lo miré atenta— ¿Son inusuales?
—Sí: me las regaló una amiga.

Me sorprendió que me llamara "amiga" pero no pude evitar sonreír: lo que ese dragón necesitaba era amor. Me pareció ver un destello a mis espaldas y volteé: en mi flanco tenía una Cutie Mark con forma de corazón verde con llamas que salían al lado derecho, y una nota musical en el centro. Le dije al dragón que era bienvenido a jugar conmigo dentro del castillo y luego pedí permiso para marcharme de la cueva, él accedió y se echó a dormir: al parecer había tenido un día difícil.

Al salir de la cueva me encontré con mi madre.

—Hiciste algo impresionante hoy —dijo ella—: jamás se me ocurrió que ese dragón solo necesitaba a alguien que lo escuchara.
—Vale la pena intentarlo —sonreí. Ella me miró fijamente.
—Y ahora tienes tu Cutie Mark, felicidades mi niña —me abrazó con cariño y yo respondí.

Pensar en mi madre siempre me ponía triste, así que en esa parte de mis recuerdos una lágrima salió de mis ojos, pero una garra grande la limpió: al voltear, vi a mi amigo dragón consolándome. Yo sonreí y me acerqué a recargar mi cabeza en su enorme brazo.

~~~~

¿Me califican ambas historias porfis?

Ver perfil de usuario

115 Re: *La escuelita* el Mar Sep 15, 2015 11:28 am

spyracleta

avatar
Dafnelia
Ya quedaron lol.

*se lleva 50 billullos lol*

Ver perfil de usuario

116 Re: *La escuelita* el Miér Sep 16, 2015 7:43 pm

Lev

avatar
Divinidad del spam
Ailee

Un potro de tonos claros llegó a clase el mismo día que yo y me preguntó mi nombre. Fue muy amable de su parte ya que yo no había hablado con ningun potro aún. No soy tan tímida como para no hacer amigos pero cuando entré al salón y vi a todos los grupos de amigos ya formados me sentí un poco fuera de lugar, así que le agradezco el que me haya hablado.

Al día siguiente entré al salón y saludé a Helios (el potro de tonos claros) y me senté en una banca frente a él ya que había otro potro de apriencia diferente a los demás sentado junto a él. Ese día llegaron una potra rubia con una discapacidad y se sentó frente a mi. Yo iba a saludarla cuando la maestra inició su clase.

Más tarde salimos a recreo y yo buscaba a Holly, la nueva potra, cuando una potranca de color azul me llamó cuando pasé cerca de la cancha.

- ¿Quieres jugar con nosotras? Nos falta un integrante, - ella preguntó y vi que habían dos equipos: uno de cuatro y otro de tres. Vi los balones de voleibal y me puse un poco nerviosa. Nunca fui buena con los deportes pero bueno, no me costaba nada intentarlo.
- Claro, - sonreí y me acerqué a ellas.

Ellas me explicaron rápidamente las reglas del juego y medio entendí, entre los nombres de las tiradas, saques y formaciones me confundí un poco. El juego comenzó y el equipo contrario hizo un saque y una de mis compañeras la regresó. En una de esas vi que el balón iba hacia mi y di un salto para golpearlo y fue un éxito.

Pensé que tal vez jugar voley era lo mío. Todo iba perfecto hasta que lanzaron un saque hacia mi, di un salto y la golpee... hacia la cabeza de mi compañera.

- ¡Ay! - la unicornio se agachó y se agarro la cabeza mientras se quejaba.
- ¡Lo siento! ¡No era mi intención!

Me acerqué a ella para revisarla pero me vió feo así que mejor retrocedí y caminé a una banca cercana. Supongo que los deportes no son para todos y, definitivamente, no para mi.


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

117 Re: *La escuelita* el Miér Sep 16, 2015 9:14 pm

Sil

avatar
Divinidad del spam
Yeiii una de tantas primas ira de Vinyñ Scratch al Grupal Cosplay de MLP en la TNT *-* lol me emocione u.u
---
Tsuna ya tiene mas de los 5 puntos
---

Dia 1, Tsuna

Primer dia de clases, Reborn me levanto muy temprano, desayune y me aliste, no se por que tanto relajo al final llegue primero al salón, mire por la ventana y algo me asusto, cai de espaldas y vi a Hayato saludarme

Tsuna: Hayato!
Hayato: *abre la ventana* Pss Decimo, ¿esta solo?
Tsuna: Si... -.- Reborn me desmañano *bosteza y se sienta a un lado de la ventana* ¿Qué haces aquí?
Hayato: Vine a estar con usted n.n
Tsuna: Pero tu ya obtuviste tu Cutie Mark e.e
Hayato: Fingire que no la he obtenido, además yo no tuve que venir aquí para obtenerla
Tsuna: Eso mismo le explique a Reborn, pero el quiere que venga n.ñ según para reforzar y ser un buen jefe de familia *suspira*

Vi claramente por la ventana como Hayato usando maquillaje se pintaba su flanco del color de su piel, el entro al salón y se sento junto a mi, no es necesario pero al menos asi tendre a alguien con quien estar, poco a poco el salón comenzó a llenarse, solo había algo que no cuadraba... Hayato ya se veía un poco grande, algunos se burlaron pero el los callo e.e la clase comenzó y la maestra nos puso en equipo para trabajar, Hayato se apunto (obviamente) para estar conmigo, la clase era de matemáticas, de resolver algunos ejercicios, en el primer ejercicio no estuvo tan difícil pero los siguientes me desespere vi como Hayato los resolvia tan fácilmente, y como estábamos en equipo pues me paso las respuestas pero...

Hayato: Copielas... n.n
Tsuna: *Se le viene a la mente Reborn* No, no... yo lo hare solo, que tal si Reborn me hace un examen y no quiero que me ande molestando
Hayato: Podria ayudarle a estudiar
Tsuna: Eso si me serviría n.ñ

Después salimos a jugar un poco, Hayato tomo el balón de Quemados y me la lanzo vi que venia tan rápido que cerre los ojos y pegue al aire usando mis cascos, abri los ojos y la pelota había sido lanzada muy lejos, me sentí orgulloso pero sentí un golpe por la espalda que cai al suelo, me dolio tanto que Hayato tuvo que ir a verme

Tsuna: Y crei que jugar eso, iba a obtener mi Cutie Mark e.e

Segundo dia, Helios

Me preocupe mucho después de haber visto a esa unicornio alejarse con aquella cobra, Discord no me dejo que me acercara como si estuviera protegiéndome de algo, en la clase estuve distraído, Aileen me saludo y no le respondi, pero después reaccione y fui a saludarla pero la clase había empezado.

Salimos al descanso, Discord aun como Potro se me acerco

Discord: ¿Y en que eres bueno?
Helios: No lo se, me gustaría jugar con la pelota pero todas están ocupadas

Vimos a Aileen jugar con otra potranca pero minutos después su otra compañera estaba molesta con ella, nos acercamos

Discord tomo el balón, y lanzo la pelota anotando un punto positivo

Aileen: wow eres bueno

Nos acercamos a jugar, el otro equipo golpeo con fuerza la pelota, yo vi como se acercaba rápido asi que golpee la pelota también usando mis cascos, sentí que con fuerza pero vi que no iba a cruzar la red, asi que Discord (Dizzy) corrió antes de que la pelota tocara el suelo y le pego, anotando otro punto

Discord: Debes pegarle con mas fuerza
Helios: Si creo que si n.ñ
Discord: Conozco una pony que podría ayudarte a obtener fuerza en tus cascos traseros

De repente vi la pelota aproximarse rápido, Discord no pudo golpearla, quise hacerlo pero en vez de eso, la pelota me golpeo en la cara, cai al suelo inconsciente y abri los ojos minutos después en la enfermería





_________________


Principalmente Cloud pero también puedo ser Angel, Jewel, VitaMin, Honey, Elfish, Gamer y Ryeoinsomia,

Firma creada por NileyJoyrus14


Ver perfil de usuario

118 Re: *La escuelita* el Jue Sep 17, 2015 11:23 pm

Digilab

avatar
Divinidad del spam
Esto pasa cuando Jack enfrenta a Cobra lol

Dia 3, Elsa

Anoche, Jack salio por la noche, me di cuenta por que algo no me dejaba dormir, tenia algunas pesadillas pero algo o alguien las alejo, me asome por la ventana y vi a Jack usando su cayado, pero de repente ya no lo vi, poco después , entre a mi habitación, me adentre en mi cama pero algo salto encima de mi

Anna: Elsa despiedta
Elsa: *se da la vuelta* Duérmete ¿si?
Anna: *Suspira* Ya no quiedo -.- el cielo despedto y yo también, ahora debemos jugad
Elsa: *usando una de sus alas, baja a Anna de su cama* Pues ve a jugar sola
Anna: *suspira, tiene una idea y sube a la cama* ¿Y si hacemos un muñecooo?
Elsa: *Abre un ojo y sonríe*

Ambas bajan a la sala, mientras que Jack aun no llegaba

Anna: Anda, anda *da brinquitos* Haz la magia, hazla!
Elsa: *sonríe, alzando uno de sus cascos comienza a formar una bola de nieve, ella la lanza hacia arriba creando nieve*
Anna: :D Esto es asombdoso! *corre alrededor de Elsa*
Elsa: Observa esto *le guiña un ojo*

Pisa con uno de sus cascos el piso y comienza a congelarlo haciendo una pista de hielo, minutos después se ve a ambas haciendo un muñeco de nieve, Elsa va por una zanahoria a la cocina y termina el muñeco

Elsa: (Hablando por el muñeco) Hola Soy Olaf, y adoro los abrazos!
Anna: Te adodo olaf! *se va hacia el muñeco y lo abraza*

Poco después se ve a Anna brincar hacia uno de los montes de nieve creados por Elsa, ella comienza a brincar hacia cada uno, Elsa trata de hacer uno antes de que Anna salte, pero ella resbala por el piso congelado y por error le da a su hermanita en la frente, Anna rueda al piso inconsiente, Elsa preocupada va a socorrer a su hermana, pero ve que no reacciona asi que comienza a llamar a sus papás

Elsa: No me asustes Anna, yo te cuido

Winter baja volando para ver la situación, al igual que Kaito que va corriendo

Kaito: Se esta saliendo de control, tranquilízate Elsa, Anna estará bien
Winter: *se acerca a Anna* Esta helada
Kaito: Se a donde tenemos que ir
Winter: ¿Y Jack?
Kaito: Seguramente dormido, no hay que despertarlo, vamos apresurémonos

Mientras Winter/Kaito corren hacia las montañas, junto con sus dos hijas, ellos se dirigen hacia un lugar donde hay geisers, al llegar ven una casa, Kaito toca la puerta, al tocarla Lovely Hope les abre la puerta, ven a Kaito preocupado, se asoma para ver y ve que no esta solo

Hope: ¿Qué pasa?
Kaito: Es mi hija, Anna
Blizzard: *la observa* ¿Por Elsa? <--- Ay no me acuerdo si también Blizzard conocía a Elsa, de Storm si se >> mala memoria, ¿sus poderes vienen de nacimiento o maldición?
Winter: *Mira preocupada a Elsa* Nacimiento, de parte de mi, es herencia
Blizzard: Se de un conjuro que podrían manipular la mente de Anna, suprimir los recuerdos de tu habilidad pero no se preocupen la diversión se quedara
Elsa: ¿Pero va a olvidar que tengo poderes?
Blizzard: Escuchame Elsa, tu poder seguirá creciendo, hay algo muy hermoso en el, pero también muy peligroso, tienes que aprender a controlarlo, el miedo será tu enemigo
Kaito: Muchas Gracias Blizzard, por ayudarnos
Blizzard: No es nada, cuídense

Al regresar a casa, se ve a Elsa subir desanimada a su habitación, todos se quedan dormidos menos ella, quien escucha a Jack volver, el lucia sonriente, sin embargo...

Elsa: La cutie Mark de Jack, es igual a la de mama, sin embargo yo... *Mira su flanco y suspira desanimada*

¿Obtiene su cutie mark?



_________________





Ver perfil de usuario

119 Re: *La escuelita* el Jue Sep 17, 2015 11:38 pm

spyracleta

avatar
Dafnelia
¿Y si hacemos un muñecoo? (8)

Ok, la obtiene.

*se lleva otros 50 billullos lol*

pd- digamos que Storm le platicó lol

Ver perfil de usuario

120 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 19, 2015 12:59 am

Krystal

avatar
Divinidad del spam
Leon ya tiene 10 puntos
~~~~

~Leon POV~

Los integrantes del Clan Vocaloid normalmente tienen la habilidad del canto: lo traen en su sangre... Desafortunadamente, al parecer yo no heredé esa "sangre". Cuando era un potro que vivía en Sym-pony, el primer día de clases tuve lección de canto: me quedé mudo y no pude articular ni una sola palabra. Mis compañeros se burlaron de mí y eso me hizo sentir peor.

Como el canto no era mi habilidad, decidí probar con otras cosas: había una clase de cocina, y aunque eso era más para yeguas que caballos, decidí probar suerte. Seguí las instrucciones, pesé los ingredientes, hice la mezcla, calenté el horno y metí la mezcla. Me puse a esperar y me distraje mientras pensaba en una canción y la tarareaba, pero luego empecé a sentir un olor extraño: volteé de inmediato hacia el horno, ¡y salía una gran cantidad de humo negro! Me apresuré a apagarlo y saqué el pastel tras casi asfixiarme. ¡No entendía qué había pasado! ¡Había seguido la receta al pie de la letra! Revisé la receta... Había invertido los valores del tiempo a esperar (minutos) y grados. Suspiré y tiré mi masa quemada a la basura.

Ver perfil de usuario

121 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 19, 2015 1:55 pm

Lev

avatar
Divinidad del spam
Ailee

Clase de cocina. Supongo que era buena idea intentarlo ya que las veces que le he ayudado a mamá no he quemado nada. Laa pony encargada nos dio una breve explicación de los materiales y dijo que haríamos brownies.

Tomé los ingredientes, mezclé las harinas y aparte los ingredientes humedos, luego los junté y mezclé y mezclé hasta que quedara una masa uniforme, justo como mamá cuando prepara los postres. Luego llegó la hora de meterlo al horno y yo me esperé junto a el para que no se fuera a quemar. Mientras los minutos pasaban yo empecé a cantar en voz baja y miré por la ventana al hermoso jardín de la escuela. Estaba lleno de flores de todos tamaños, formas y colores y eso me parecía bellísimo. Recorrí con la mirada el jardín hasta que llegué a una parte donde había una planta a punto de marchitarse.

En ese momento la alarma del horno sonó y voltee a sacar mis brownies para dejarlos secar. Olía riquísimo y la verdad se veían bastante bien, así que esperé a que ya no estuvieran tan calientes y lo probé. ¡Estaba delicioso! La maestra lo probó y también le encantaron, mis compañeros se acercaron a probar y también me felicitaron.

Me emocioné y voltee a ver mi flanco. No había nada. Suspiré y tome otro pedazo de brownie mientras pensaba en mi cutie mark. No tenía ninguna prisa en obtenerla pero al ver que muchos de mis compañeros la empezaban a obtener me ponía un poco de nervios. ¿Qué tal que nunca descubro mi talento?

http://sinnombre.hooxs.com/t830p105-la-escuelita#56407
http://sinnombre.hooxs.com/t830p105-la-escuelita#56492


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

122 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 19, 2015 3:10 pm

Krystal

avatar
Divinidad del spam
Sacaré la historia de Leon rápido porque la semana que entra no podré conectarme a partir del miércoles, hasta el domingo xD
~~~~

~Leon POV~

Al día siguiente entró a la escuela una potra muy linda: su nombre era Lola. Yo no me atreví a hablarle pero, para mi buena suerte, ella me saludó primero. Tuvimos clases de música ese día y yo vi los instrumentos: de pronto, mis ojos se posaron sobre una vieja guitarra que ya nadie usaba.

—Profesor —dije—. ¿Puedo utilizar esa guitarra?
—Sí, si quieres —respondió—: pero está desafinada, casi nadie la usa.

Me acerqué, la tomé y comencé a afinarla con ayuda de Lola, quien había tomado un teclado: le dije qué notas eran las que debía tocar. Pude afinarla con éxito y empecé a practicar los acordes.

—Vas muy bien —me sonrió ella: su sonrisa me encantaba.

Empezamos a tocar juntos: para mí era mágico, pero esa magia se rompió cuando Justin, un pegaso, se acercó a ella.

—Qué mal tocas, Lola —él le dijo de forma grosera.
—No es cierto, Justin... —ella se molestó.
—¡Sí! Suena como un gato —se rió él.
—¡Claro que no! —ella infló las mejillas.
—¡Ja, ja! ¡Es broma! —finalmente dijo él— Tocas bien, pero me gusta hacerte enojar porque te ves linda.

Vi un cambio de actitud en Lola. Justin se alejó a seguir practicando con una batería y yo pude continuar con mi amiga.

Los meses pasaron y Lola y yo nos volvimos muy unidos: me di cuenta pronto que me estaba enamorando de ella, pero no tenía el valor para confesárselo.

El profesor me regaló la vieja guitarra tiempo atrás porque me dijo que tenía habilidad, así que desde entonces practicaba en mi casa, en mi cuarto: mis papás pasaban de vez en cuando por la puerta y me decían que iba muy bien. Una de esas tardes alguien llamó a la puerta, mi mamá abrió: era Lola, y parecía muy triste.

—Hola... ¿Está Leon?

Mi mamá la dejó pasar a mi cuarto y yo la recibí preocupado.

—¿Lola? ¿Qué pasa?

Ella no aguantó más y rompió a llorar. Mientras la consolaba supe que ella había visto a Justin en el mercado, acompañado de una linda pegaso, y él compraba flores: Lola sacó la conclusión de que él tenía una cita.

—No te preocupes, Lola —le dije—: ya encontrarás a alguien que te valore, ya verás.
—Gracias, Leon... Y gracias por escucharme —me abrazó.

Ella se despidió y se fue, lo que me dejó pensativo: pude hacer más en ese momento. Pude, por ejemplo, confesarle mis sentimientos, pero tenía miedo... Esa misma noche mis papás me invitaron a salir al bar de un amigo, quien era el dueño. Al llegar supimos que un cantante tocaría guitarra para amenizar un poco, pero se le había hecho tarde: su amigo estaba muy estresado por eso.

—No te preocupes —dijo mi papá—: nosotros traemos a un músico.

Todos voltearon a verme: yo me sorprendí y me puse nervioso.

—¿...Yo?
—¡Sí! —dijo mi mamá— ¡Vamos, Leon!

Ellos lograron convencerme después de suplicarme un poco: fui al escenario y tomé la guitarra que ellos tenían preparada para el músico, y me senté en una silla junto a un micrófono. Recordé mi pánico escénico en la escuela, pero por fortuna había pocos clientes y, por alguna razón, la guitarra me daba seguridad. Aspiré profundo y pensé en una canción.

—Buenas noches a todos —empecé—. E-esta canción se la dedico a alguien que no está aquí. Espero les guste...

Cuando la elegí, empecé a tocar y cantar.

Spoiler:

Terminé de cantar con una nota larga. Los presentes comenzaron a aplaudirme y mi mamá me señalaba con insistencia. No la entendía hasta que volteé y noté algo extraño en mi flanco: una ¡Cutie Mark! Era una guitarra con una nota musical. Al fin, después de todo ese tiempo, la había conseguido y por una situación que no imaginaba: me sentí feliz. El músico finalmente llegó y tomó mi lugar, así que fui a sentarme junto a mis papás para pasar el resto de la velada.

Al día siguiente me enteré por boca de una ilusionada Lola que lo de Justin era un malentendido: la pegaso era su hermana, y las flores que había comprado eran para Lola, así que Justin se las regaló, le confesó sus sentimientos y ambos se volvieron novios. Todo mi mundo se derrumbó por dentro, pero entre los escombros saqué las suficientes fuerzas para sonreír y desearle lo mejor.

-----
:(

Terminé, ¿me califican?

Ver perfil de usuario

123 Re: *La escuelita* el Sáb Sep 19, 2015 9:53 pm

Lev

avatar
Divinidad del spam
Aw, pobre Leon :(
lo bueno es que consigue su CM lol

Comisión: $50


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

124 Re: *La escuelita* el Dom Sep 20, 2015 1:46 am

Lev

avatar
Divinidad del spam
Doble post pero aprovecho para iniciar con L porque mañana no sé si tenga tiempo de entrar :0

- - -

L

Mientras observaba el pueblo desde el balcón pude ver a un par de potros haciendo carreras para ver si así conseguían su cutie mark. Eso me hizo recordar cuando yo estaba vuelto loco por conseguir la mía.

Flashback

Todos mis hermanos han conseguido su cutie mark y justo ahora Yeol consiguió la suya después de jugar a las carreras por todo el castillo. Él la mirada emocionado y luego salió disparado hacia el jardín.

- Era de esperarse que su cutie mark fuera la velocidad. Yeol siempre ha sido el más rápido de todos, - voltee a ver a mi hermano mayor. Gyu era un alicorn de color blanco y crin de color gris. Desde que yo era bebé recuerdo haberlo visto siempre como un líder: él daba esa seguridad. Miré su cutie mark la cual eran tres esferas las cuales representaban su habilidad para la telequinesis. Yo bufé ante su comentario.
- Yo quería conseguir mi cutie mark antes que él, - Gyu se agachó a mi altura y sonrió. - Todo a su tiempo Lay, - me dio un ligero empujón y luego se alejó.

Yo moría por saber cuál era mi habilidad. La habilidad de Kenyan era el fuego, la de Namstar , la de Hoya era manipular y crear agua, algo con lo que le encantaba molestarnos a todos, Yeol acababa de obtener la suya y solo faltabamos el menor, Jong, y yo.

- - -

Ailee

Al día siguiente me apresuré a llegar a la escuela porque había algo que quería hacer antes de iniciar las clases. Saludé a la maestra Cherilee y me dirigí al jardín. Ella me miró confundida y me siguió.

Me acerqué al lugar donde había visto la planta a punto de marchitarse y me incliné a inspeccionarla.

- Aw, pobre planta. Haré lo posible para que puedas crecer y ser una hermosa flor.

Durante los siguientes días me dediqué a llegar temprano a la escuela y darle los cuidados especiales a la planta y, mientras lo hacía, siempre cantaba alguna canción. Eso era algo inevitable, me gustaba cantar y lo hacía cada que podía... osea casi siempre. Holly y Sugar se acercaban curiosas y Holly me preguntaba que hacía exactamente así que le platicaba todo.

- Ya veo, y ¿crees que si vaya a crecer? - preguntó ella.
- ¡Sí! ¡Ya veo una pequeña planta saliendo de la tierra! - gritó emocionada Sugar y me miró sorprendida. - Ya había visto esa planta seca y creí que no se podría hacer nada para ayudarla.
- Todo se puede con un tiempo, dedicación y cariño, - sonreí y de reojo vi algo brillar detrás mío. Sugar aleteo contenta y señalaba mi flanco.
- ¡Es tu cutie mark!
- ¿De verdad? ¡Díganme cómo es! - dijo Holly emocionada.

Yo no podía hablar. No podía creer que al fin consiguiera mi cutie mark. La observé y me encantó: era una flor color rosa con una nota musical en medio.

- - -

Terminé con Ailee, me califican? :3

http://sinnombre.hooxs.com/t830p105-la-escuelita#56407
http://sinnombre.hooxs.com/t830p105-la-escuelita#56492
http://sinnombre.hooxs.com/t830p120-la-escuelita#56571


_________________

i can't let you go like this ...
cause you're my DESTiNY

_
Ver perfil de usuario

125 Re: *La escuelita* el Dom Sep 20, 2015 11:38 am

spyracleta

avatar
Dafnelia
Está bien la historia de Ailee :) consigue su Cutie Mark.

*se embolsa $50*

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 11.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente

Responder al tema

Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.