SinnombreRecargado: Foro de Rol

Dando el rol desde el 2007


No estás conectado. Conéctate o registrate

My Little Adventure!

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 3.]

51 Re: My Little Adventure! el Miér Mayo 25, 2016 9:12 pm

Krystal

avatar
Divinidad del spam
#ChildOfLight

~Aurora POV~

Cuando abrí los ojos me di cuenta que estaba atrapada en una jaula, en la parte superior de un sitio oscuro y tenebroso.

—¿Arrow? ¿Forecast?

Estaba completamente sola. Recordé la traición de Norah/Nox y luego pensé en Arrow y Forecast: ¿qué le habría pasado a ellos? Todo eso me hizo sentir muy triste, vi la flauta que aún tenía conmigo, la tomé y comencé a tocar la sencilla canción que le había escuchado tocar a la Alicorn de mi sueño.

—Esa es la canción de la reina de la luz —escuché a una voz decir.

Miré quién hablaba: era una especie de monstruo peludo parado en dos patas. Se veía un poco aterrador.

—¿Cómo conoces esa canción? —me preguntó él.
—La escuché en un sueño —respondí—. Mi "madre" en ese sueño me la enseñó.

Él me miró detenidamente, como si me analizara. ¿Qué me diría?

—Mi nombre es Óengus —habló después del largo silencio—. Soy el guardián de la reina Umbra.
—¡Entonces también eres malo! —contesté. Era obvio que no debía hablar con él.
—No soy malo —dijo él—, o al menos no intento hacerlo a propósito. La reina Umbra atrapó a mi pueblo y me obligó a servirle si no quería ser también un prisionero.

Yo seguía sin confiar en el. Después de todo, sus colmillos se veían filosos.

—Conocí a tu madre —dijo Óengus.
—¿A Dark Saya? —pregunté y se me hizo extraño que mi madre supiera de él o de este lugar, para empezar.
—¿Dark Saya? —contestó él.
—Sí, eso fue lo que pregunté. Dark Saya es mi madre, ¿cómo la conoces? Nunca me habló de ti.

Óengus me miró en silencio antes de volver a hablar.

—Ya entiendo.
—¿Qué cosa? —ese monstruo peludo era cada vez más raro.
—Te dejaré salir —lo que dijo me impresionó—. Deja el castillo, enfrenta al mundo por lo que es en realidad y encuentra tu verdadero hogar.
—Mi hogar es en Ponyville.
—Te ayudaré con una sola condición —dijo él.
—¿Cuál es?
—Combate la oscuridad con tu luz y ayúdame a salvar a mi pueblo.
—Lo haré si me dices dónde están mis amigos.

Óengus abrió la puerta de mi jaula y empezó a avanzar hacia una parte del castillo.

—Ven conmigo.

Ambos bajamos por unas escaleras de caracol hechas de piedra mientras procurábamos no hacer ruido para no ser descubiertos. Finalmente, llegamos a un sótano. Él abrió el candado de una puerta metálica y me dejó entrar: ahí, Arrow y Forecast se encontraban encerrados en jaulas colgantes.

—¡Aurora! —Forecast fue el primero en verme.
—¡Chicos!

Óengus los liberó así que ellos se reunieron conmigo.

—¿Estás bien? —preguntó Arrow.
—Sí, tenemos que salir de aquí.
—¿Quién es él? —Forecast veía al monstruo peludo con curiosidad.
—Te explicaré luego, ¡vamos!

Ver perfil de usuario

52 Re: My Little Adventure! el Vie Jun 10, 2016 11:05 pm

Krystal

avatar
Divinidad del spam
#ChildOfLight

~Aurora POV~

Óengus hizo algo más: nos llevó a un sitio donde tenía guardadas las armas confiscadas por la reina umbra. Yo recuperé mi espada mientras que Arrow consiguió un nuevo arco y flechas que parecían más resistentes que las que él había traído a Lemuria. Forecast todavía tenía el libro de hechizos que le había robado al ogro, pero consiguió un atuendo de mago que lucía mucho más auténtico que el disfraz que usaba cuando llegamos a ese lugar.

Habíamos comenzado a avanzar para seguir nuestra misión pero Forecast insistía en saber los orígenes de Óengus, así que él nos explicó que pertenecía al clan Kategida, un grupo de guerreros que intentaron huir cuando Umbra llegó a apoderarse del lugar y los encerró a todos en un laberinto que había en el castillo. Forecast sugirió que fuéramos a ayudarlos: Óengus se sorprendió pero luego él se ofreció a acompañarnos para ayudarnos a luchar contra las criaturas mágicas que íbamos a encontrarnos. Como Óengus tenía algunos conocimientos sobre los sirvientes de la reina Umbra, me pareció buena idea contar con él.

Durante nuestro viaje por el oscuro laberinto nos encontramos, como era de esperarse, a una gran cantidad de seres con el elemento de oscuridad. Afortunadamente yo tenía el elemento de la luz y ellos eran débiles contra eso, así que los demás me cubrían mientras yo atacaba con hechizos mágicos que le había visto hacer a Norah/Nox. Igniculus también era bastante útil, tanto para guiar nuestro camino con su luz como para cegar momentáneamente a los enemigos para permitirnos tener ventaja en el ataque. A pesar de eso, su energía se agotaba rápido así que tenía que descansar constantemente y comer "frutos luminosos" de algunos arbustos típicos de ese mundo.

Tras luchar con dos sirvientes que parecían yeguas fantasma, finalmente vimos una puerta cerrada. Óengus se acercó y la golpeó con su puño para llamar a ella.

—¡Amigos! ¡Hermanos! ¿Están ahí?
—¿Qué haces aquí, Óengus? —escuchamos a una voz decir.
—¡Vine a salvarlos! —respondió él y yo pude ver cierta emoción en su rostro.
—No queremos ser salvados —respondió la otra voz.
—¿Qué? Pero, ¿por qué?
—Si salimos de aquí, la reina Umbra nos atrapará de nuevo y nos castigará —explicó la voz—. No queremos problemas con ella.

Yo no lo podía creer: ¿se rendirían sin luchar? Óengus insistió, pero la voz no entendió razones y finalmente nuestro compañero dejó de insistir.

—Tal vez mi clan tenga razón —me dijo Óengus con pesadez—, tal vez debería volver al puesto que la reina Umbra me dio...
—¡Claro que no! —le dije molesta— ¡Tenemos que luchar contra esto o las cosas nunca van a cambiar!

Óengus aceptó acompañarnos en nuestro viaje, así que abandonamos el laberinto para seguir buscando el poder de la luna. Tras enfrentar a varios enemigos finalmente nos topamos con una unicornio igual de bella que Norah, pero esta unicornio tenía su crin de color negro y un vestido del mismo tono. Su Cutie Mark era una pequeña luna en cuarto creciente.

—Noto que eres una molestia, Aurora —me dijo ella con un tono agresivo.
—¿Quién eres tú? —le pregunté con el mismo tono que usó ella.
—Puedes llamarme Crepusculum —dijo ella con frialdad—. Soy una de las dos hijas de la reina Umbra, la mayor.

Eso significaba que Norah era la hermana menor.

—No eres digna de las alas que tienes, no deberías ser una alicorn —dijo Crepusculum y eso me hizo enojar.
—¡No me digas qué puedo o no ser!

Ella sonrió con maldad y luego me di cuenta que su cuerpo comenzó a mutar hasta transformarse por completo en una especie de serpiente marina con alas de murciélago. Ella nos lanzó un coletazo.

—¡A un lado! —gritó Arrow.

Todos nos quitamos para evitar el golpe y luego nos reunimos de nuevo. Crepusculum parecía imparable con su nueva apariencia.

(Aquí está el desenlace de esta historia, jaja

http://sinnombre.hooxs.com/t830p200-la-escuelita#60200
)

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Responder al tema

Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.